Radio ROCK & POP

Rescate: Celeste empieza a grabar su primer disco

En esta entrevista publicada hace 40 años en El Expreso Imaginario, Carballo comentaba cómo sería su primer disco, que se llamaría “Me vuelvo cada día más loca” y contaría con varios invitados, entre ellos Pappo, David Lebón y Nito Mestre.

Rescate de una entrevista de Marcelo Gasió publicada en El Expreso Imaginario Nº72, julio de 1982.

DOMINGO 6 DE JUNIO, 9PM

Estadio Obras. Un grupo de colegios secundarios se ha reunido y organizado un festival para recaudar fondos. Actúan Orions, Lerner y La Magia, María Rosa, Demo, Jorge Cumbo, Gente de Nuevos Aires, Marikena Monti y una blusera de larga melena de la cual todo el mundo ha oído hablar, pero que pocos han escuchado.

Son pasadas las 21, y Lerner —al finalizar su actuación— la anuncia: Celeste Carballo. El griterío es infernal. La gente patalea, corea su nombre. Ella está al pie del escenario y no lo puede creer. Sale sola con su Ovation a cuestas y comienza a cantar sus temas. “Blues del veraneo”, “Estoy cada días más loca” y “Queja” son algunos de ellos. Invita a un par de amigos para que la acompañen. Canta “Es la vida que me alcanza” y a la mitad del tema todo el estadio canta el coro junto a ella. Se va.

Uno de los organizadores se le acerca:

—Celeste, volvé a salir. …

—Pero. .. ya están preparando todo para que salga María Rosa.

—No importa. ¡Escuchá cómo grita la gente!

En medio de otra ovación, vuelve al escenario y se despide con un blues.

DESPUES DE LA EUFORIA

“Aprendí a tocar la viola a los 12 años. Cuando terminé el colegio secundario conocí a Oscar Mangione, con quien formamos un grupo. Eso era en el año 75. Al principio éramos un dúo acústico, pero luego se unieron otros instrumentistas eléctricos. El grupo se llamaba Alter Ego, y llegamos a hacer un recital en el Kraft. Después de esa actuación me separé de ellos porque me gustaba la música que hacíamos (blues). pero no la forma en que la hacíamos. Me desvinculé de la cosa y al año empecé a presentarme sola. Viví un año en Villa Gessell, me enfermé y volví. Desde ese entonces estoy trabajando con una agencia grabando jingles, coros para cantantes, sesiones, etc… Gracias a eso pude estabilizarme económicamente, cosa que yo necesitaba imprescindiblemente. Una vez que estuve tranquila, decidí volver a mi carrera solista: y es así que desde principios del ’81 estuve presentándome en boliches y bares. En Jazz 82 Pop, por ejemplo, actué durante 7 meses todos los sábados. Finalmente grabé un demo, se lo presenté a Oscar López, le gustó… y aquí estoy”.

Si uno quiere hacer reaccionar a Celeste Carballo, basta insinuarle una cierta relación con Janis Joplin.

“Unhh!…”, exclama mientras tira su cabeza hacia atrás, “ya en el año 75, en ese recital del Kraft, todo el mundo me asoció con Janis Joplin. Lo cómico del caso es que hasta ese entonces yo jamás la había escuchado. Lo que pasa es que es la imagen de una mujer parada en un escenario cantando blues con fuerza. Pero yo empecé cantando blues escuchando a Manal y a Los Gatos, y no a Janis Joplin. Después sí, la escuché y me dio vuelta; pero yo nunca cambié mi forma de cantar. Aparte ella tenía la voz re-gastada y afónica. Gritaba, que es justamente lo que yo me esfuerzo por evitar.”

“Aunque parezca mentira, la música que más escucho es jazz-rock y toda la onda Corea. También me encantan Joni Mitchell, Ella Fitzgerald, Mercedes Sosa”.

“¿Por qué tu carrera fue tan inconstante?” —le pregunto, y sonríe como diciendo “ya me lo preguntaron miles de veces”.

“No es que cada vez que empiezo me rayo al mes y digo ‘no canto nunca más’. La situación, principalmente económica, me impedía seguir; Además yo no tenía ni manager, ni productor, ni nadie que me ayudara. Lo hacía todo yo —organización, pegatina, etc.— y me costaba. Cuando llegaba el momento de actuar estaba cansadísima por todo lo que habías hecho antes. Ahora. por suerte, la cosa es diferente”.

Lentamente nos vamos de Obras.

EL PRIMER LP

“Durante la segunda quincena de junio comienzo a grabar mi primer LP”, me cuenta entusiasmada. “Espero terminarlo lo antes posible”.

“La producción artística va a ser de Raúl Porchetto, y la ejecutiva de Oscar López. Lo voy a grabar con músicos invitados. Mirá, entre los confirmados te puedo nombrar a Alfredo Toth, Rubén Rada, Leo Sujatovich, Horacio López y Pappo”.

“¿Leo Sujatovich?”, pregunto extrañado. “¿Sujatovich va a Vocar blues?”

Es que no van a ser todos blues. Leo va a arreglar un tema jazz-rock que compuse llamado “Almas de acero”. También va a haber un par de rocks (“Estoy cada día más loca” y “Ahora estoy en libertad”), algunas canciones (“Qué suerte que viniste” —dedicada a mi viejo— y “Canto para todos”) y el hit del ’82, me dice convencida, “Es la vida que me alcanza”.

“Los blues del disco van a ser ‘El último blues’, ‘Blues del veraneo’, ‘Siempre vas a estar en mi cabeza’ —que es de Raúl— y ‘Queja’. Sacando el de Raúl todos los temas son míos. Con respecto a ‘Queja’ es en realidad un poema de Alfonsina Storni al cual le puse música de blues porque su métrica y la onda fuertísima que tira es perfecta para un blues”.

Se llama Celeste Carballo. Es cantante y compositora. Toca la guitarra. Siempre estuvo pero nunca se quedó. Está grabando su primer disco, y asegura que un tema suyo será el hit del año. Amigo lector, ya estás presentado.

Marcelo Gasió

Archivos

Categorías