Radio ROCK & POP

‘A diente de perro’: La furia del hombre apresado

Aunque parezca una redundancia, es importante recordar que sacar adelante una película no es una empresa fácil. En la industria española, son varias las producciones independientes que, además de levantarse como proyectos, consigue una distribución pequeña pero suficiente como para tener cierta visibilidad, especialmente en lo referente a óperas primas. El alicantino José Luis Estañ debuta con ‘A diente de perro‘, producción pequeña que muestra que se está ante una promesa del thriller.

A diente de perro

En apenas 75 minutos, Estañ consigue atrapar al público con un protagonista que entra en una peligrosa espiral de autodestrucción que comienza con un prólogo que ya introduce adrenalina en el público. Tras un inicio brutal, Estañ, quien firma el guion junto con Iván Eméry y Miguel Ángel Puro (quien es también protagonista), retoma la historia en un punto aparentemente tranquilo, que configura como esa calma que precede a la tempestad. Es ese ritmo en ascenso donde se puede ver que el director maneja bien los ritmos, a ello se suma una historia que atrapa, al ver cómo la furia va creciendo en su personaje principal.

Aquí está el trabajo de Puro. Guionista y productor de la cinta, destaca por transmitir la sensación de hombre acorralado que ya no tiene nada que perder. Ese descenso a los infiernos que va tornándose en una especie de resurrección a lo ave fénix, aunque a sabiendas de que tendrá que pagar caro el peaje por haber burlado al destino, Puro sabe llevarlo al público, lo que logra que el thriller atrape. Es precisamente su interpretación la mayor fuerza de una producción en la que se nota a un talento para el género, con ciertos momentos que evocan a los primeros trabajos de Sorogoyen o a Alberto Rodríguez.

A diente de perro

Un debut prometedor

La única pega es que se nota demasiado que se trata de una producción de bajo coste, lo que le lastra en el resultado final. Aunque los 75 se pasan volando, se hubiera agradecido una mayor duración para poder explorar el mundo de Darío, el personaje principal. Sin embargo, para ser un primer intento, las sensaciones son positivas, pues el ritmo y el tono son dos elementos difíciles de conseguir incluso en títulos respaldados por empresas consolidadas y Estañ lo consigue, lo que permite ver que se está ante un diamante en bruto que habrá que seguir de cerca en futuras producciones.

‘A diente de perro’ es un buen inicio, el nacimiento de un director que aspira a ser un relevo generacional en materia de thriller, uno de los géneros mejor consolidados de la industria cinematográfica española. A pesar de ser una producción pequeñita, vuelve a demostrar eso no impide que se puedan encontrar historias interesantes y que atrapen en títulos que, al final, se convertirán en tesoros ocultos.

Nota: 6

Lo mejor: No pierde ritmo la historia y su protagonista está completamente entregado a la trama.

Lo peor: Se nota demasiado que es una producción de bajo coste y los personajes secundarios funcionan a medias.

Archivos

Categorías

Visitá nuestra Central de NoticiasCentro de Informes